Skip to main content

En LIFE International School creemos que la excelencia académica puede encontrarse en un enfoque holístico y práctico que aborde las necesidades intelectuales, físicas, sociales y espirituales de nuestros alumnos.

Como padres, una de nuestras mayores responsabilidades es asegurar que nuestros hijos reciban una educación que les ayude a formarse y prepararse para un futuro exitoso. Elegir un colegio no es una decisión que pueda tomarse a la ligera. A menudo consideramos el plan de estudios y el rigor académico como los mayores factores decisivos en nuestra elección. ¿Ofrece el colegio un programa académico que prepare a mi hijo para la universidad y, en última instancia, para una carrera profesional de éxito? ¿Obtendrá mi hijo conocimientos en un segundo idioma, tecnología u otras áreas que le darán una ventaja competitiva frente a sus compañeros?

Como coordinadora del plan de estudios de LIFE International School y madre de dos hijos, comprendo la importancia de estas preguntas y me esfuerzo por diseñar nuestro plan de estudios para alcanzar estos objetivos. Sin embargo, durante mis años de experiencia como educadora y mi propia investigación doctoral, he descubierto que el secreto del éxito de los estudiantes es mucho más profundo que eso.

La excelencia académica es un concepto complejo que implica algo más que educar la mente. Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia de hombres y mujeres brillantes educados en las mejores universidades que han cometido graves errores morales y éticos. Un ejemplo son los dirigentes de los Jemeres Rojos, con un alto nivel educativo, que fueron responsables de diezmar el cuarenta por ciento de la población de Camboya.

Estos ejemplos demuestran que el éxito académico no puede medirse únicamente por los títulos, ya que debe incluir tanto el alma como la mente de una persona. Esto nos lleva a otras dos cuestiones importantes en la selección del colegio para un niño: 1) ¿Cuáles son los valores y creencias de los profesores con los que nuestros hijos pasarán siete horas al día?, y 2) ¿En qué principios se basa la filosofía educativa del colegio?

En LIFE International School creemos que la excelencia académica puede encontrarse en un enfoque holístico y práctico que aborde las necesidades intelectuales, físicas, sociales y espirituales de nuestros alumnos. Esto se refleja en los Resultados Esperados del Estudiante que forman la columna vertebral de nuestro plan de estudios y señalan lo que un alumno de nuestro colegio habrá alcanzado una vez se gradúe. Por eso, creemos que los criterios para la excelencia académica tienen cuatro dimensiones.

En primer lugar, vemos la dimensión intelectual. Sin duda, la educación incluye tanto el conocimiento como el intelecto. Sin embargo, la sabiduría es la capacidad de tomar el conocimiento que hemos recibido y aplicarlo a todas las esferas de la vida. Hay que enseñar a los alumnos a tomar buenas decisiones en medio de las complejidades, y a veces de las reivindicaciones éticas contrapuestas, de la vida. En LIFE, esto se hace a través de un plan de estudios cuidadosamente planificado que involucra a los estudiantes en actividades que van más allá de la memorización y fomentan el pensamiento crítico. Tenemos grandes expectativas para nuestros alumnos, animándoles a ser diligentes en su trabajo y a no aceptar lo mínimo. Queremos que se sientan orgullosos de buscar la excelencia en sus estudios.

En segundo lugar, está la dimensión física. Podemos hacerlo bien con la mente, con el intelecto e incluso con la sabiduría, pero si no cuidamos el cuerpo y el mundo que nos rodea, no habremos tenido éxito. El bienestar físico repercute en toda la persona y conduce a una vida más satisfactoria y exitosa. Hay que enseñar a los alumnos a elegir y construir estilos de vida saludables que les impacten tanto a ellos como a su entorno.

Una tercera dimensión de la educación es la social. La madurez emocional incluye el desarrollo de habilidades interpersonales eficaces que incluyen la resolución de conflictos, la buena comunicación y la escucha activa. El objetivo de los profesores de LIFE es modelar relaciones sanas enseñando a los alumnos a amar y respetar a los demás de palabra y obra. Se trata de aptitudes importantes que servirán a los alumnos para convertirse en ciudadanos responsables en sus comunidades y lugares de trabajo.

La cuarta dimensión es espiritual. Está ampliamente reconocido que los seres humanos son seres espirituales. Muchos estudios académicos han investigado el papel de la espiritualidad en el éxito académico con la conclusión general de que el crecimiento espiritual mejora positivamente los resultados académicos. Podemos tener un gran intelecto, una gran fuerza física y unas maravillosas habilidades sociales, pero sin la dimensión espiritual falta algo fundamental en nuestra vida. Los profesores de nuestro colegio son modelos para sus alumnos, con una vida basada en la fe y les animan a conocer a Dios y a ser más como Él.

En conclusión, la excelencia académica puede concebirse como una rueda con cuatro radios: el intelectual, el físico, el social y el espiritual. Todas estas áreas están intrincadamente entrelazadas y son esenciales para una educación integral que equipará a los estudiantes para un futuro exitoso. Esto es lo que creemos en LIFE International School y este es el tipo de educación que yo también elijo para mis propios hijos.

 

   Carol Paige, PHD. Assistant Director and Curriculum Coordinator

Leave a Reply