Skip to main content

Cuesta creer que ya estemos en vacaciones de Semana Santa, como dicen en España. Estas vacaciones nos llevarán directamente a la Pascua, la celebración del sacrificio del Señor Jesús con su muerte en la cruz, por nuestros pecados. Las flores están floreciendo (¡hola, alergias!), el sol brilla y por fin vuelve a hacer calor, cosa que me hace sonreír. Siempre me ha encantado la época de Pascua: los colores pastel, los huevos cubiertos de chocolate y la deliciosa comida alrededor de la mesa con la familia.

Mientras estoy aquí en España para esta Semana Santa, me detengo a recordar lo que la Pascua significa para mí y para mi familia. Aunque nos encanta el descanso extra y las oportunidades de viajar que vienen con las vacaciones escolares (¡y las horas extra de luz solar!), celebramos especialmente nuestra fe en esta fechas. Es difícil creer que gracias a los sacrificios de nuestro salvador Jesucristo he sido perdonada de mis propios pecados, pero es una verdad que nunca daré por sentada. Tenemos tanta esperanza a través de esta verdad e independientemente de las situaciones que podamos estar enfrentando, es tan bueno saber que Él es nuestra esperanza y fortaleza.

Así que mientras celebro las Pascuas con mi familia, recuerdo a Jesucristo y Su importancia en nuestras vidas. Como americanos viviendo en España en nuestras primeras vacaciones de Semana Santa, espero poder acoger nuevas tradiciones junto con mi familia y atesorarlas en nuestros corazones para siempre.

Megan James, Marketing Coordinator at LIFE

 

Leave a Reply